Prepare la comida mientras brilla el sol

Construye y usa una cocina solar de bricolaje

Si alguna vez ha caminado descalzo sobre el techo negro en un sofocante día de verano, probablemente ya esté dolorosamente familiarizado con el extraordinario poder de calentamiento del sol. Aprovechar esta energía gratuita está en el corazón de la cocina solar: un método de preparación de alimentos rápido, renovable y libre de contaminación. La cocina solar ha estado durante mucho tiempo en la agenda de las prácticas ideales de vida sostenible, pero con las nuevas innovaciones y la disminución de los recursos naturales, existe la esperanza de un futuro con energía solar completamente alimentada.

Cocina de invernadero

La cocina solar tradicional utiliza reflectores para capturar los rayos del sol. Esta luz se dirige a un punto focal, que suele ser una caja de cocción solar, que atrapa y convierte la luz solar en energía térmica. Este reflejo de luz en una caja es como una versión en miniatura del efecto invernadero que calienta la atmósfera terrestre.

Cocina solar: cómo funciona un horno solar

El calor solar es gratuito, no genera emisiones y está disponible todo el año, independientemente de la temperatura del aire. Cuando se aprovecha adecuadamente, la energía térmica de los rayos del sol puede cocinar casi cualquier cosa que pueda hacer un horno o una estufa. La mayor diferencia es que no hay ningún costo para usted ni para el medio ambiente.

¿Cuánta energía se necesita para cocinar tu comida?

Si usted es el estadounidense promedio, un porcentaje moderado de su factura de electricidad o gas se destina a calentar su comida. El uso de electrodomésticos representa el 13 por ciento de los costos de energía del hogar, con refrigeración, cocina y lavandería en la parte superior de la lista. Si vive en el 80 por ciento de los hogares que poseen una parrilla, probablemente esté gastando entre $ 5 y $ 20 adicionales por mes, según el método que utilice (barbacoa de carbón o de gas).

Cocción solar: compare los hornos solares con otros hornos para una cazuela

El costo de la cocina solar es mínimo. Una caja de cocina solar básica se puede hacer a mano por alrededor de $ 5 a $ 25. Las unidades fabricadas oscilan entre $ 25 y más de $ 500, según la complejidad y los materiales utilizados.

Primeros pasos para construir una caja de cocción solar

Es una propuesta fácil y económica probar la cocina solar para ver si es una práctica que se siente cómodo agregando a su repertorio culinario. Una simple caja de cocción solar tarda menos de una hora en construirse con estos materiales disponibles:

• Dos cajas de cartón (12 x 12 x 12 o más). Una caja debe ser más grande que la otra, con un espacio de 1 ½ pulgada entre las cajas para el aislamiento.
• Hoja de cartón
• Papel de aluminio o plástico de burbujas de mylar
• Diario
• Cinta adhesiva o cinta adhesiva
• Papel de construcción negro
• Pegamento no tóxico
• Vidrio (del tamaño adecuado, superponiendo ligeramente la parte superior de la abertura más grande de la caja de cartón)
• Las tijeras

Puede encontrar toneladas de videos gratuitos en Internet con diseños de edificios simples para crear diferentes estilos. Para comenzar a hacer una estufa básica, siga el diagrama y los pasos a continuación.

Cocina solar: cómo construir tu propio horno solar

La idea aquí es colocar una caja dentro de la otra, lo que crea una cámara aislada. Primero, corte las solapas de las cajas, dejando una solapa de la caja más grande (exterior) intacta para usarla como bisagra. Cubra completamente el fondo interior de la caja interior (más pequeña) con papel de construcción negro y péguelo en su lugar. Cubre los lados de la caja interior con papel de aluminio (o plástico de burbujas Mylar) y pégalo en su lugar. Corta la hoja de cartón del mismo tamaño que la abertura de la caja exterior (más grande). Cubra un lado de la hoja de cartón con papel de aluminio (o plástico de burbujas Mylar) y péguelo en su lugar.

A continuación, selle los bordes de la caja interior y el cartón con cinta de aluminio (o cinta adhesiva). Arruga el periódico y úsalo para forrar la parte inferior de la caja exterior. Este es su aislamiento para la estufa. Asegúrese de usar suficiente periódico para levantar la caja interior de modo que los bordes queden al ras con la caja exterior cuando se coloquen dentro. Coloque la caja interior (más pequeña) dentro de la caja exterior (más grande). Envuelva en periódico arrugado por todos lados para aislar. La caja interior ahora debería encajar perfectamente dentro de la caja exterior. Pegue la hoja de cartón cubierta con papel de aluminio en la solapa restante de la caja exterior (la caja más grande), con el lado del papel de aluminio hacia el interior de la caja. Este es tu reflector solar. Coloque el vaso sobre la abertura de la cocina solar. Coloque el reflector solar para recoger y dirigir los rayos del sol hacia la caja. Consejo: utilice un trozo de alambre o madera resistente para ayudar a mantener el reflector en la posición ideal.

Cocinar con tu horno solar

Para cocinar, simplemente levante la tapa de vidrio de la cocina solar y coloque la sartén o olla con la comida dentro de la caja y vuelva a colocar la tapa de vidrio. Coloque el reflector solar para capturar los rayos del sol y el calor. Los tiempos de cocción y las temperaturas varían en las cocinas solares caseras. La cocina promedio alcanzará temperaturas de alrededor de 250 a 300 grados Fahrenheit. Puede probar la temperatura de la caja de su cocina solar con un termómetro de horno estándar.

Con muy poco que perder y mucha energía verde gratis que ganar, es fácil ver por qué la cocción solar es un excelente método para usar. Esta forma de cocción no solo es ideal para preparar una buena comida caliente, sino que también es excelente para pasteurizar agua. En tiempos de advertencias de “hervir el agua” o en áreas donde la falta de agua potable es un problema, los métodos de cocción solar pueden salvar vidas.

Sin embargo, existen algunos inconvenientes de la cocción solar que deben tenerse en cuenta a la hora de determinar si la cocción solar será beneficiosa para ti: el uso del sol. Para disfrutar de los beneficios de la cocina solar, debe tener acceso al sol. Las cocinas solares son ineficaces en días nublados y por la noche. Los días de lluvia también pueden reducir significativamente los esfuerzos de cocción solar.

Tiempos de cocción restrictivos. Deberá planificar su cocina solar para maximizar las horas de luz. Si necesita cuatro horas para preparar su comida, no podrá iniciar el proceso dos horas antes del atardecer. Para las personas que trabajan fuera de casa o aquellas que no tienen tiempo para monitorear el proceso de cocción solar, la cocción solar puede no ser una opción viable.

Retención de calor ineficaz. La cocción solar en invierno en climas fríos puede ser difícil, ya que el aparato perderá calor fácilmente. A diferencia de los hornos convencionales, las cocinas solares generalmente no tienen la capacidad de retener el calor en condiciones climáticas extremas o cuando el sol es esporádico.

En el lado positivo, las desventajas también son lo que ayuda a que los platos cocinados al sol tengan un sabor excelente y reduzcan el riesgo de sobrecocción. Dado que es un método de cocción lenta, la cocción solar puede significar que las comidas a menudo son ricas en sabor, se retienen más nutrientes y los alimentos son difíciles de quemar.

¿La cocina solar es para mí?

¿Aún no estás seguro de si la cocción solar es adecuada para ti? Pruebe el método para algunas de sus comidas de verano o use una cocina solar para su próximo viaje de campamento para ahorrar combustible mientras ayuda a reducir las emisiones y mejorar la calidad del aire en su entorno. La cocción solar es una alternativa energética rápida, portátil, versátil, sin combustible, renovable, limpia y no contaminante. La conclusión es que, con la baja inversión monetaria y la facilidad de uso de los métodos de cocción solar, ¡este es un gran esfuerzo culinario de usar!