Nunca es tarde para empezar a correr de nuevo

Cómo volver a correr

Volver a correr después de un descanso puede ser difícil, incluso para los corredores más experimentados. Ya sea debido a una lesión, circunstancias personales o un descanso planificado, a medida que se acumula el tiempo libre, cada vez es más difícil comenzar. Los días se convierten en semanas, tal vez incluso en meses, y sigues diciéndote: “Voy a empezar el lunes”, pero el lunes nunca llega.

Por mucho que desee restablecer su rutina de carrera debido a lo bien que se siente, pueden surgir obstáculos.

Otras prioridades

Seguro que correr es genial, pero tienes una familia que cuidar, una gran fecha límite en el trabajo, un compañero de la universidad en la ciudad o comienza el juego. Si dejas que otras cosas tengan prioridad sobre tus carreras, es hora de ser honesto contigo mismo.

Algunas cosas deberían tener prioridad sobre correr (como alimentar a tus hijos e ir a trabajar), pero si pones todo antes de correr, no tendrás ninguna posibilidad de pelea.

Haz un balance de tus prioridades y determina dónde está la carrera ahora. Si está en la parte inferior y desea que esté más cerca de la parte superior, ¿qué le impide trabajar más duro para convertirlo en una prioridad?

Dudas

“Me tomé demasiado tiempo libre”.

“Nunca volveré a donde estaba”.

La duda en uno mismo puede ser una bestia a superar. Si las carreras se han deslizado repentinamente al final de su lista de prioridades, la duda y el autosabotaje pueden ser los culpables. Después de todo, no puedes fallar si nunca empiezas, ¿verdad?

  • Concéntrese en lo que puede controlar y sea consciente, incluso si no puede retroceder y disuadirse de tomar un descanso prolongado de correr o mirar hacia adelante para ver cuánto tiempo tomará. para volver a donde quieras. ser, puedes ir a correr hoy. Así que hazlo.
  • Sea amable con usted mismo: en lugar de pelear por lo que no puede hacer, concéntrese en todas las grandes cosas que puede hacer. Experimente con afirmaciones positivas o mantras corrientes populares para salir de su rutina negativa. Falso hasta que llegues.

Aumento de peso

Hay un montón de beneficios al salir y bajar la acera con regularidad, incluido el control de peso. Por lo tanto, no es de extrañar que tomarse un descanso de la carrera a veces pueda conducir a un aumento de peso, lo que en realidad puede dañar la motivación para continuar corriendo. Sin embargo, recuerde que el primer paso para ponerse en forma es dar este paso. Empiece despacio: un trote ligero aún puede iniciar su viaje de fitness.

Calorías quemadas mientras corres

Si bien la perspectiva de perder peso puede ser una gran motivación para comenzar a correr, a veces la vergüenza o la culpa de aumentar de peso es suficiente para evitar que las personas quieran exponerse al gimnasio o su ruta favorita para correr.

  • Compre ropa con la que se sienta cómodo: lo único peor que tener que comprar ropa para correr más grande es sentirse incómodo e incómodo usando ropa razas más pequeñas
  • Entrene en privado: si se siente incómodo con las personas que lo ven correr, hágalo en un lugar apartado. Asegúrese de que alguien sepa dónde está y que se mantenga seguro, pero no existe una regla que indique que debe usar la misma ruta que usan todos los habitantes de su ciudad. Ir al gimnasio fuera de las horas pico si es necesario
  • Coma saludablemente: es posible que no pueda eliminar mágicamente todo el peso adicional, pero continuar con una dieta saludable mientras comienza a correr nuevamente le proporcionará mejor combustible para sus carreras y puede ayudarlo a perder peso a largo plazo.

Pérdida de forma

Incluso si no ha aumentado de peso, es posible que haya perdido algo de su forma física. Nada te motiva a correr más rápido que sentirte mal.

Si bien es cierto que la forma de cardio se pierde relativamente rápido en comparación con la fuerza, también es más rápido de reconstruir. Un estudio de Madsen y sus colegas también mostró que cuanto más tiempo haga ejercicio, menos afectado estará por la inactividad. Si bien no puede correr una milla de siete minutos, no comienza desde cero. De hecho, Madsen y sus colegas han demostrado un 80% de retención de la condición física después de 12 semanas de inactividad.

  • La consistencia es clave: encuentre un plan de entrenamiento en línea o consulte a un entrenador de carrera. Corre con un amigo por la responsabilidad
  • Empiece poco a poco: su plan de entrenamiento no debe empezar con el kilometraje máximo que alcanza antes de su descanso. Empiece poco a poco y construya gradualmente
  • Realice un seguimiento de su progreso: si bien el seguimiento de aplicaciones y sitios web puede resaltar su pérdida de forma, también lo ayudarán a ver cuándo está progresando y mejorando.

No intente correr un maratón después de un largo descanso. En su lugar, comience con algo más pequeño y entrene por 10k. Te sentirás realizado, sin volver a agotarte.

Entrenamiento para una carrera de 10 km

El juego comparativo

Puede ser difícil pelear una carrera solo para conectarse a las redes sociales y ver la foto ganadora de otra persona después de la carrera con una leyenda que diga cómo
fácil Dependía de él o de ella aplastar estas 10 millas.

El juego de comparación no se limita solo a las redes sociales. A veces, la autocomparación es tan mala, si no peor. Centrarse en lo rápido que era antes o en cómo podía correr dos millas sin sudar puede ayudarlo a levantarse e irse.

  • Use las redes sociales para siempre: busque personas de ideas afines con un nivel similar de aptitud para recibir apoyo. Animarnos unos a otros, crear una tribu, empoderarnos unos a otros y celebrar el éxito
  • Concéntrese en el presente y el futuro: olvídese del pasado y de dónde estaba; Concéntrese en lo que puede hacer hoy para llegar a donde quiere estar mañana
  • Miedo a lesionarse

    El miedo a lesionarse es un gran obstáculo para correr, especialmente si una lesión lo ha dejado al margen en el pasado. Es muy posible correr con regularidad y evitar lesiones, incluso si se lesionó en el pasado.

    • Entrenamiento cruzado: muchos corredores se burlan de la idea de un entrenador elíptico o una bicicleta, pero el entrenamiento cruzado es una de las mejores formas de evitar lesiones. En lugar de trabajar siempre los mismos músculos de la misma manera, el entrenamiento cruzado te permite usar los músculos que has descuidado. Estos mismos músculos son importantes para proteger las rodillas, las caderas y los tobillos, por lo que mantenerlos involucrados dará sus frutos.
    • Entrenamiento de fuerza: no asuma que debido a que usa tanto sus piernas, no necesita entrenar. Tu cuerpo usa los músculos como combustible, especialmente para carreras largas, y con el tiempo, tus músculos pueden debilitarse y causar desequilibrios musculares. Esto puede afectar su forma de andar al correr, provocando una compensación excesiva y posiblemente lesiones. La integración del entrenamiento de fuerza también asegura la eficiencia durante una carrera. Por ejemplo, puede usar sus glúteos para activar esas grandes colinas en lugar de depender de sus pantorrillas (mucho más pequeñas). Esto significa menos esfuerzo, menos fatiga y una carrera más rápida.

    Entrenamiento de fuerza para corredores

    • Descanso: es una línea muy fina cuando se lucha con la motivación, pero los días de descanso son una parte importante para evitar lesiones. No darle al cuerpo tiempo para recuperarse después de las carreras puede provocar lesiones por sobreentrenamiento. Si le preocupa perder consistencia, planifique sus días de descanso con anticipación

    Forzar

    Podría decirse que el mayor obstáculo para reanudar la carrera es sentirse presionado para hacerlo. Si correr ya no es divertido, no lo harás.

    Corre porque quieres, no porque tengas que hacerlo. Encuentra tu lugar feliz y tu ritmo feliz. Diviértete con tu carrera.