Deshacerse de las plagas del jardín

Probablemente no sorprenderá a la mayoría de los jardineros de mercado que los insectos superen en número a los humanos muchos millones de veces. Si bien algunos insectos pueden ser beneficiosos para ciertas plantas, los jardineros están muy familiarizados con la destrucción de muchas criaturas pequeñas que se arrastran.

Afortunadamente, la naturaleza ofrece muchas formas no tóxicas para disuadir y manejar insectos dañinos. Los siguientes seis pasos pueden ayudar a un jardinero a reducir los problemas de plagas sin productos químicos tóxicos. Recuerde: la prevención es siempre la primera y la mejor línea de ataque.

1. Construye un suelo saludable

El suelo proporciona los nutrientes, el agua, el oxígeno y el soporte de las raíces que las plantas necesitan para prosperar. La investigación muestra que cuanto más saludable es el suelo, mejores plantas pueden resistir los ataques de plagas.http://research.wsu.edu/resources/files/no-till.pdf Construir un suelo sano, fértil y vivo es la forma más importante de prevenir problemas de plagas.

Construya un suelo saludable con estas cinco prácticas:

• Limitar las alteraciones del suelo

Cada vez más investigaciones sugieren que el removido regular del suelo tiene varias desventajas.http://research.wsu.edu/resources/files/no-till.pdf Deja la superficie del suelo desnuda, promueve la escorrentía, causa la compactación y erosión del suelo y daña los microbios del suelo y las lombrices de tierra.http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0167198700001732 Mantener las perturbaciones al mínimo preserva los sistemas vivos en el suelo. En su lugar, coloque las enmiendas encima y deje que las lombrices aireen el suelo.

• Compost

Inicie un contenedor de abono y agregue de una a dos pulgadas de abono bien descompuesto al jardín cada primavera para complementar la nutrición del suelo y promover la estructura deseable del suelo.

• Triturado

Agregue de dos a cuatro pulgadas de césped cortado o hojas cortadas al jardín cuando las plantas midan aproximadamente cuatro pulgadas de alto para reducir la evaporación del agua, suprimir las malezas, moderar la temperatura del suelo, evitar la compactación del suelo y agregar materia orgánica en descomposición lenta al suelo.

• Rotar culturas

Los rendimientos de los cultivos disminuyen cuando las plantas se siembran repetidamente en las mismas camas. Esto se debe en parte a que las poblaciones de plagas del suelo, como larvas, gusanos de alambre y gusanos, están aumentando. Planear rotar familias de plantas a nuevas camas cada temporada para mantener a raya a las plagas.

• Plantas de cobertura del suelo

Al final de la temporada de crecimiento, plante un cultivo de cobertura, como el raigrás, los guisantes o el trébol, para mejorar la fertilidad del suelo, reducir la erosión durante los meses de invierno, suprimir las malas hierbas y mejorar la estructura del suelo. En la primavera, cubra el cultivo con mantillo o deje que pastan las gallinas.

2. Atraer depredadores beneficiosos

Recuerde, no todos los errores son malos. Muchos realmente ayudan a las plantas a crecer polinizando, descomponiendo los desechos y devorando plagas. El truco es saber qué insectos benefician a sus plantas y cuáles pueden convertirse en un problema.

Insectos que benefician al jardín

En general, mantenga el jardín lo más diverso posible y fomente la floración durante todo el año para atraer diferentes tipos de insectos beneficiosos. Las siguientes plantas son particularmente atractivas para los depredadores que ayudan a controlar las poblaciones de plagas:http://www.finegardening.com/attracting-beneficial-insects

• Plantas con flores nativas, especialmente aquellas con flores en forma de margarita
• Tansy
• Hinojo
• Menta
• Las zanahorias
• Eneldo
• Dulce alyssum
• Preocupaciones
• Perejil
• Cilantro
• Zinnia

3. Vigila el jardín

La verdad es que cada jardinero compartirá una parte de la cosecha con las plagas. Incluso en un jardín con suelo sano que está repleto de insectos beneficiosos, tiene sentido monitorear de cerca los cultivos para detectar daños por plagas. Asegúrese de revisar la parte inferior de las hojas, donde los insectos se esconden y dejan sacos de huevos.

Cómo reconocer las plagas del jardín por el daño de las hojas

4. Decide si tolerar o actuar

Si el daño de las plagas es mínimo, los jardineros orgánicos pueden simplemente querer tolerar las plagas, ya que cualquier control de plagas también puede dañar a los polinizadores y depredadores beneficiosos.

Por lo general, es seguro comer productos que estén levemente dañados, siempre que siga estas reglas generales:http://www.gardensalive.com/product/eating-insect-damaged-crops/

• Deseche todo lo que hayan comido roedores o mapaches.
• Deseche todo lo que haya defecado un animal.
• Deseche las hojas que tengan una decoración blanca ondulada. Es causada por minadores de hojas, que siempre están dentro de las hojas.
• Por lo general, es seguro comer productos que tengan algunos agujeros o que hayan sido comidos por insectos. Corta las áreas dañadas y disfruta del resto.

Si el daño de la plaga es demasiado alto para ser tolerado, comience con el método de control menos invasivo.

5. Soluciones mecánicas de control de plagas

Estas técnicas prácticas utilizan equipos, dispositivos o ingredientes naturales simples para proporcionar una barrera protectora entre plantas e insectos. Si bien los dispositivos o ingredientes pueden parecer no tóxicos e inofensivos, muchos pueden herir o dañar a las abejas y otros insectos beneficiosos. Siempre es importante ser selectivo.

• Barreras

Las redes, cercas y collares de papel mantienen a los insectos y otros animales alejados de las plantas. Cubiertas de hileras flotantes – cubiertas de plástico o tela transparentes que dejan pasar el sol – mantienen alejados a los escarabajos, las pulgas y muchas otras plagas. Las barreras pueden prevenir la polinización, por lo que las cubiertas de las hileras y las redes deben levantarse mientras las flores están floreciendo.

• Recogida a mano

La recolección manual de plagas y sacos de huevos de las plantas es una forma eficaz y no tóxica de controlarlas, aunque puede requerir mucha mano de obra.

• Trampas

Las trampas mecánicas mantienen a las plagas alejadas de las plantas, lo que permite eliminarlas del jardín. Se pueden comprar diferentes trampas en tiendas de jardinería o hacerlas en casa. Construya su propia trampa para babosas y caracoles clavando tiras de madera a una tabla. Colóquelo en el jardín, con las tiras hacia abajo, de modo que la tabla descanse ligeramente sobre el suelo. Las babosas y los caracoles treparán por debajo y se pueden escoltar fácilmente fuera del jardín.

• Aerosoles a presión de agua

Un fuerte chorro de agua desprende pulgones y ácaros, pero el proceso debe repetirse regularmente. Úselo solo en plantas resistentes y permita que las plantas se sequen entre pulverizaciones para evitar que las enfermedades se regulen en exceso.

• Aspiradoras de insectos

Las aspiradoras portátiles que funcionan con baterías se pueden utilizar para eliminar insectos de las plantas. Agite la planta y aspire las plagas que caen o vuelan.

• Tierra de diatomeas de calidad alimentaria

La tierra de diatomeas, un polvo elaborado a partir de organismos acuáticos fosilizados, penetra en el exoesqueleto de los insectos, deshidratándolos y matándolos. Espolvoree alrededor de los tallos de las plantas para mantener alejadas las plagas que se arrastran. Es seguro para los seres humanos y las mascotas, aunque no se debe respirar. Solo funciona cuando está seco, así que vuelva a aplicar después de llover y regar. La tierra de diatomeas mata tanto a las plagas como a los insectos beneficiosos.

• Jabón insecticida

Rociar jabón diluido sobre las plantas puede disuadir a una serie de plagas. Use jabón natural sin detergente ni aditivos, como Jabón de castilla. Pruebe 5 cucharadas de jabón por galón de agua y pruebe en una pequeña parte de la planta. Si el aerosol daña las hojas, diluya más. El jabón mata tanto a las plagas como a los insectos beneficiosos.

• Aceites hortícolas

Aceites hortícolas son aceites de petróleo o vegetales mezclados con emulsionantes para que se puedan agregar al agua y rociar sobre las plantas. Asfixian y envenenan escamas, pulgones, ácaros y otros insectos de cuerpo blando. Los aceites hortícolas matan tanto a las plagas como a los insectos beneficiosos.

Plantas que repelen naturalmente las plagas

6. Curas químicas

Si todo lo demás falla, podría ser el momento de probar un pesticida orgánico. Utilice solo productos químicos Aprobado por el USDA para su uso por cultivadores orgánicos, y utilícelos selectivamente. Comience con el remedio menos tóxico y más específico y aplíquelo por la noche cuando las abejas están menos activas.

The Xerces Company for Invertebrate Conservation ofrece estas pautas sobre los pesticidas orgánicos mecánicos y químicos más seguros para las abejas:http://www.xerces.org/wp-content/uploads/2009/12/xerces-organic-approved-pesticides-factsheet.pdf

    No tóxico

  • bacilo turingiensico
  • Ajo
  • Arcilla de caolín
  • Gluten de maíz
  • Ácido giberélico
  • Moderadamente tóxico

  • Ácido bórico
  • Neem
  • Ryania
  • Coadyuvantes
  • Vinagre hortícola
  • Cobre
  • Cal azufre y azufre
  • Muy tóxico

  • Tierra de diatomeas
  • Jabón y aceite insecticidas
  • Piretrinas
  • Rotenona
  • Sabadilla
  • Spinosad
  • Sulfato de cobre

Remedios de cocina para las plagas del jardín.

En la cocina se pueden encontrar algunos remedios eficaces contra las plagas. Siempre pruebe los remedios caseros en una pequeña parte de la planta para asegurarse de que no la dañen y nunca los aplique en un día caluroso o soleado, lo que podría hacer que las plantas se quemen.

Remedios de cocina para las plagas del jardín.

Al construir un suelo saludable, dar la bienvenida a los insectos beneficiosos, establecer un nivel de tolerancia a las plagas y manejar selectivamente las plagas que no se pueden tolerar, los jardineros crean un ecosistema productivo y hermoso seguro para todas las criaturas.