Cómo ser un gran padre de equipo

Consejos para el comportamiento de los padres, la organización de viajes en equipo y la comunicación

Los programas deportivos para jóvenes a menudo solo pueden llevarse a cabo con la ayuda de padres voluntarios. Ya sea que su papel en el equipo sea crucial (padre del equipo) o principalmente al margen, es esencial mantener la deportividad y una actitud de ayuda a la vanguardia. ¡Así es como puede ayudar!

Soporte para la comunicación del equipo:

Quite la carga de su entrenador de equipo (probablemente no remunerado) y ofrézcase como voluntario para supervisar la comunicación del equipo. Es más fácil que nunca conectarse con otros padres del equipo en línea y por teléfono, pero comience la temporada con una reunión de equipo cara a cara. Ahora es un buen momento para revisar las expectativas de otros padres voluntarios. Prepárese con información y horarios para:

  • Responsabilidades de la merienda y requisitos del equipo: ¿quién trae qué meriendas y cuándo?
  • Expectativas de transporte: ¿todos conducen a su propio hijo o van a compartir el automóvil?
  • Eventos de fin de temporada como una fiesta o una reunión final.

Lo más importante es elegir un método de comunicación único para su equipo. Elija una aplicación de comunicaciones o un sitio web y cúmplalo. Reúna la dirección de correo electrónico y el número de teléfono de cada padre, si aún no lo ha proporcionado, y dígales con qué frecuencia planea comunicarse con ellos. Sea consciente de la confidencialidad: elija un método de comunicación con el que cada padre se sienta cómodo. Por ejemplo, es posible que algunos no quieran dar su dirección de correo electrónico o que otros no quieran comunicarse a través de un servicio en línea.

Aplicaciones para la comunicación de equipos deportivos: cómo ser un gran padre de equipo

Planificación de partidos fuera de casa

Si su hijo está en un equipo serio o competitivo, es muy probable que viaje lejos de casa para participar en algunos juegos o torneos. Planifique lo antes posible y utilice su método de comunicación preferido para crear viajes compartidos y detallar los costos. Decide si los padres serán responsables de los gastos de viaje como gasolina, comida y alojamiento individualmente o si cada uno contribuirá a un fondo de viaje.

Si una estadía en un hotel es parte de su experiencia de viaje, intente hospedarse en la misma cadena de hoteles cada vez para ganar puntos en un programa de lealtad del hotel. Muchas marcas de hoteles también ofrecen una tarifa reducida si las reservas se realizan en bloques más grandes. Llame a los hoteles con anticipación para averiguar si ofrecen este beneficio. Si es así, bloquee las habitaciones y luego solicite cada libro familiar individualmente. No es necesario pagar todas las habitaciones por adelantado.

Busque hoteles que ofrezcan habitaciones con cocina básica, que permitan a los padres guardar bocadillos para el equipo, mantener el agua fría e incluso cocinar comidas sencillas en la habitación. Siempre opte por un hotel con desayuno gratis y verifique a qué hora se sirve, en caso de juegos temprano en la mañana. Una práctica sala de lavandería siempre es útil y, después del juego, la piscina del hotel es una atracción divertida para los niños.

Instalaciones del hotel para equipos deportivos: cómo ser un gran padre de equipo

La cena puede ser una forma divertida de construir una comunidad y crear lazos de equipo. Sin embargo, el tamaño de los grupos puede dificultar las visitas a los restaurantes. Llame a los posibles restaurantes temprano en el día con una estimación del número de empleados y asegúrese de enfatizar que estará bien dividir el grupo en varias mesas. Esto asegurará una espera más corta o disponibilidad de asientos. Solicite cheques individuales con anticipación, y si los niños están sentados lejos de los padres, haga que cada padre ordene para su hijo para que el personal de servicio no tenga que recolectar pedidos confusos de los niños y los cheques son más fáciles de dividir.

Velar por el buen comportamiento de los padres

Todos los padres trabajan duro para inculcar el buen espíritu deportivo en sus hijos y, por supuesto, una buena actitud y una conducta positiva también es crucial por parte de mamá y papá. Asegúrate siempre de aplaudir para tu equipo, sin aplaudir nunca en contra oponente, y deje cualquier crítica constructiva a su entrenador. No le dé ninguna instrucción a su hijo durante el juego o partido, y solo acérquese al banco de jugadores cuando se le indique.

Premiar creativamente a los equipos: cómo ser un gran padre de equipo

También respete a los árbitros y árbitros y nunca participe en discusiones o discusiones negativas con los padres que se oponen. En su lugar, busque el término medio, que no es demasiado difícil de encontrar: están todos allí por la misma razón, para animar a los niños y disfrutar del deporte. Recuerde, los niños son solo niños y todavía están aprendiendo. Mantenga cualquier conflicto o crítica para su entrenador hasta que pueda hablar en privado, lejos de otros jugadores, su hijo u otros padres.

Si surge un conflicto con otro jugador o padre, no se involucre. Aléjese de una situación que empeora o pida a un funcionario que intervenga. Si ve a otro adulto que necesita frenar su comportamiento, intervenga en grupo o con un oficial o entrenador.

Consejos para llevar a los padres a los juegos deportivos: cómo ser un gran padre de equipo

Al final de la temporada, finalice el año con un evento de celebración o reunión para mantener la buena voluntad y mantenerse en contacto con los padres para futuras oportunidades o equipos. Reconozca el éxito o los logros del equipo en su último evento y considere recompensar a los jugadores jóvenes con herramientas para su éxito futuro, como balones u otro equipo, en lugar de trofeos de participación.

Pregunte a otros padres si puede guardar sus datos de contacto o mantener abierta la aplicación o el servicio de comunicaciones para que los padres puedan seguir comunicándose para recibir apoyo, eventos adicionales o una amistad continua.