Cambia tus propias velocidades

Es hora de aprender a conducir una transmisión manual

Solo un puñado de autos nuevos producidos para la venta en los Estados Unidos están disponibles hoy con transmisión manual. Aproximadamente el 10% de los automóviles en el mercado incluso se ofrecen con un manual, y solo alrededor del 6% de los 16 millones de automóviles nuevos al año vienen con un stick. Sin embargo, hay muchas razones para aprender a conducir uno, incluida la capacidad de conducir cualquier cosa que necesite pedir prestado en un momento dado.

Conducir una transmisión manual es fácil una vez que domina su funcionamiento. Las transmisiones manuales modernas también son mucho más fáciles de conducir que sus contrapartes más antiguas. La mayoría de los autos que ofrecen transmisiones manuales incluyen una función que mantiene los frenos enganchados hasta que esté listo para comenzar, lo que significa que no retrocederá en una colina como lo hizo la gente cuando estaba listo para comenzar. .

¿Qué es una transmisión?

La transmisión, o transeje en un automóvil con tracción delantera, es el componente de su automóvil que dirige la potencia del motor al diferencial y luego a las ruedas para que pueda conducir por la carretera. Sin una transmisión, su motor funcionaría demasiado rápido para que pudiera arrancar desde un punto muerto y demasiado lento para permitirle ir a velocidades más altas. La transmisión reduce la velocidad a la que gira el cigüeñal para que pueda acelerar suavemente desde el punto muerto y luego cuando cambie a relaciones de transmisión más altas. También ofrece la relación de transmisión adecuada para subir colinas o navegar por la autopista cómodamente.

¿Qué es un embrague?

El embrague está ubicado entre el motor y la transmisión. Los conjuntos de embrague tienen dos componentes principales: una tapa de embrague y un disco de embrague. La tapa del embrague es una carcasa de acero con dedos que presionan contra la parte trasera del disco del embrague. Cuando presiona el pedal del embrague, los dedos en la cubierta del embrague empujan el disco del embrague hacia adelante, hacia el volante del motor, un disco pesado de acero o aluminio conectado al cigüeñal del motor. Cuando el disco de embrague hace contacto con el volante, su superficie de fibra se desliza a lo largo de la cara del volante, generando fricción. Cuanto más suelte el pedal del embrague, más potencia del motor se enviará a la transmisión.

En los automóviles equipados con transmisión manual, el embrague le permite ajustar la cantidad de potencia del motor permitida para la transmisión. Con el pedal del embrague presionado contra el suelo, no envía potencia del motor a la transmisión, sin importar qué tan fuerte haga girar el motor. Con el embrague totalmente liberado, envía el 100% de la potencia del motor a la transmisión.

¿Qué sucede cuando se activa el embrague?

Aprenda a conducir una transmisión manual

Si es la primera vez que conduce una transmisión manual, es una buena idea aprender de un amigo o familiar que lo apoye y apoye y que ya tenga un bastón. Hay muchas historias de terror sobre personas que intentan aprender a conducir un automóvil manual que acaban de comprar en un concesionario. Puede hacerlo, pero es mejor practicar un poco en un estacionamiento abierto, sin tener que aprender a conducirlo en el tráfico.

Paso 1: familiarícese con el equipo

Notarás este tercer pedal en el suelo. Los pedales del acelerador y del freno están a la derecha y el pedal más a la izquierda es el embrague. Con el freno de emergencia activado, puede presionar el pedal sin que el motor esté en marcha para tener una idea de lo rígido que es. Si no tuviera el freno de emergencia puesto, sería como poner una automática en punto muerto, permitiendo que el automóvil ruede libremente.

Entonces eche un vistazo al cambio de marcha. Habrá un patrón impreso en él que le indicará el número de engranajes y sus ubicaciones. Entre las marchas, la línea que corre lateralmente es neutra. Con el embrague y el motor apagados, puede cambiar la palanca de cambios a través de las marchas para familiarizarse con lo que sienten.

¿Para qué se utiliza cada equipo?

Paso 2: arranca el motor

Después de familiarizarse con los engranajes, busque neutral en la transmisión. La mayoría de los automóviles modernos con transmisión manual requieren que presione el pedal del embrague hasta el fondo para arrancar el automóvil, y es una buena idea hacerlo incluso si es un automóvil más antiguo sin esta función de seguridad.

Una vez que el automóvil ha arrancado, puede poner el pie derecho en el freno y soltar el freno de mano.

¿Qué tan rápido debe funcionar el motor al intentar arrancar desde una parada?

Paso 3: Primera marcha

El mayor desafío para aprender a conducir una transmisión manual es realizar el baile que le permite dejar una parada en la primera marcha. ¡Lo tienes! Solo se necesita un poco de paciencia al principio.

Con el motor en marcha y el freno de estacionamiento desactivado, ponga el selector de marchas en primera.

Dos cosas te permitirán progresar sin problemas:

  • La cantidad adecuada de revoluciones del motor
  • Soltar el pedal del embrague con regularidad

La mayoría de los autos ahora tienen un tacómetro, que no debería pasar mucho tiempo mirando al intentar conducir, pero siempre que esté en un área abierta sin autos ni obstáculos, puede verlo. por un rato. Presione el pedal del acelerador hasta que el motor funcione a aproximadamente 3000 rpm.

Luego suelte lentamente el embrague. La clave es mantener estables las rpm del motor y dejar que el pedal del embrague se levante suavemente del suelo.

  • Si el motor funciona demasiado lento, el automóvil escupirá, toserá y probablemente se detendrá.
  • Si el motor funciona demasiado rápido, está desgastando innecesariamente el disco de embrague.
  • Si suelta el pie del embrague demasiado lentamente, también puede quemar el embrague.
  • Si suelta el pie demasiado rápido, también puede detener el automóvil.

Busca un equilibrio delicado que le permita mantener constantes las rpm del motor y soltar deliberadamente el embrague con suavidad para empezar. En caso de duda, coloque el embrague en el suelo.

Antes de intentar hacer un cambio ascendente, practique soltar el embrague en la primera marcha por un momento para sentirlo. Los siguientes informes son fáciles de comparar.

Aprenda el patrón de cambio

Paso 4: cambie a velocidad alta

Una vez que el automóvil esté rodando y usted esté completamente fuera del embrague, acelere suavemente. Para este ejemplo, vamos a cambiar a la siguiente marcha más alta en incrementos de 15 mph (es decir, segunda marcha a las 15, tercera a las 30, cuarta a las 45, etc.).

Cuando esté cerca de las 15 millas por hora, presione el embrague hasta el suelo. Con el embrague completamente acoplado, mueva la palanca de cambios a la segunda marcha y levante el pie del suelo rápida y deliberadamente. ¡Felicidades! ¡Estás en segunda marcha!

Todos los demás cambios de marcha funcionan igual: embrague, cambio de marcha, embrague.

Paso 5: degradación

Realmente no necesitas hacer cambios descendentes, cambios descendentes, pero es una habilidad que querrás aprender para no depender solo de tus frenos para reducir la velocidad del auto. Al conducir en cualquier marcha, si deja el pie en el pedal del acelerador, la compresión del motor comenzará a reducir la velocidad del automóvil. Seleccionar la siguiente marcha más baja y soltar el embrague ralentiza aún más el automóvil.

Para reducir la marcha, coloque el embrague hasta el suelo, seleccione la siguiente marcha más baja y luego suelte el pedal del embrague. Una vez que la velocidad del motor se reduce a alrededor de 2000 RPM, puede cambiar a la siguiente marcha más baja.

Tampoco tiene que pasar gradualmente por los engranajes. Puede omitir una marcha, pero tenga en cuenta que cuando suelte el embrague, las revoluciones del motor serán significativamente más altas y el automóvil reducirá la velocidad más rápido que si cambia a la siguiente marcha más baja.

Paso 6: invertir

Retroceder es como comenzar en primera marcha y requiere exactamente el mismo procedimiento, excepto que retrocederá y, a veces, retroceder requiere un poco de esfuerzo adicional.

La marcha atrás se indica con la “R” en el indicador de cambio. Dependiendo del automóvil, es posible que pueda cambiar a la derecha en reversa, o es posible que deba apretar la palanca de cambios o empujar la palanca hacia un lado u otro para activar la reversa. Esta tensión se llama “muesca” y está ahí para evitar que cambie a reversa a medida que avanza.

Paso 7: estacione una transmisión manual

Las transmisiones manuales no tienen una posición de “estacionamiento” como lo hace una transmisión automática. Puede dejar la transmisión en punto muerto y aplicar el freno de mano, pero esa no es la mejor idea porque el freno de mano puede fallar y dejar que el automóvil ruede.

La mejor opción para aparcar es seleccionar la marcha con la marcha digital más alta. Por ejemplo, en un Volkswagen Golf, la primera marcha tiene una relación de 3,78: 1, lo que significa que por cada revolución del cigüeñal, la primera marcha de la transmisión gira 3,78 veces. La quinta marcha, al mismo tiempo, tiene una relación de 0,66, lo que significa que por cada revolución del cigüeñal, la quinta marcha gira 0,66 veces. Se necesita más esfuerzo para que el motor funcione en primera que en quinta, por lo que la mejor marcha para seleccionar para estacionar es la primera.

A veces, la marcha atrás tiene una marcha digital ligeramente más alta, pero nunca se equivoca al seleccionar primero o retroceder al estacionar. Por último, recuerde aplicar siempre el freno de mano antes de salir del coche.

Paso 8: práctica

La única forma de mejorar el manejo manual es conducir un manual en el tráfico. Está bien mojarse los pies en un estacionamiento, pero salir al tráfico tan pronto como sea seguro hacerlo lo convertirá en un mejor conductor manual.

Determina las cosas en las que necesitas trabajar, comenzando por las colinas, por ejemplo, y pasa más tiempo practicando estos ejercicios. Estarás mejor en poco tiempo.