Reúnanse y salgan:

Por qué los niños deberían jugar al aire libre en invierno

A medida que se acerca el invierno y el clima frío, los juegos de los niños a menudo se limitan en el interior. Los temores de los adultos sobre la seguridad y las actitudes negativas hacia la exposición al frío son las barreras que impiden que los niños accedan a los juegos durante los meses de invierno. Es común escuchar a los adultos decir que “a mi hijo no le gustará estar en clima frío”, o “el frío es demasiado peligroso para jugar” o “no hay nada con qué jugar”. Depende de los adultos centrarse en la importancia del juego de los niños, sea cual sea la temporada. Después de todo, los juegos no deberían limitarse al clima cálido. Demos la bienvenida a la próxima temporada de invierno con una actitud lúdica.

Cómo el clima frío y nevado beneficia el desarrollo y la salud de los niños

Cuando el tiempo se reduce a un solo dígito, es común que los padres quieran que sus hijos se queden adentro para jugar. Antes de maldecir el frío para mantener a sus hijos jugando en el interior durante todo el invierno, echemos un vistazo a todos los beneficios del frío para la salud, el desarrollo y el bienestar de los niños.

1. Los niños pueden ver el exterior a través de una nueva lente

Durante los meses de verano, los niños se acostumbran al clima cálido y verde que ofrece la temporada. Tras el cambio de estación o la primera nevada, los niños ven su entorno desde otro ángulo: hojas muertas, césped marrón, nieve, hielo. Esta nueva lente les permite imaginar el aire libre de manera diferente, ser creativos y jugar de diferentes maneras.

2. Mayor ejercicio y uso de diferentes músculos

Los meses de invierno nos ofrecen diferentes formas de mover nuestro cuerpo, como montar en trineo, escalar una colina nevada o construir un muñeco de nieve. Nuestros músculos más grandes son muy útiles durante los meses de invierno debido a los desafíos que ofrece la nieve. Este uso de músculos grandes y una mayor actividad física promueve el desarrollo motor general y la salud general en los niños.

3. Toma aire fresco y evita las bacterias

La mayoría de los adultos asocian los meses de invierno con resfriados y enfermedades como la gripe. Sin embargo, no es el resfriado lo que necesariamente causa el resfriado común y la gripe, sino una mayor exposición a ambientes interiores donde viven bacterias y virus. Por ejemplo, durante los meses de invierno, enciende los sistemas de calefacción y ventilación de su hogar. Las bacterias y los virus de su hogar se trasladan continuamente al interior. Los adultos y los niños que pasan largos períodos en una casa con calefacción y mal ventilada sin exposición al aire fresco pueden propagar gérmenes fácilmente.

4. Nuevos desafíos y resolución de problemas

El clima que vemos como ‘desordenado’ proporciona ambientes y materiales inspiradores y divertidos para los niños; por ejemplo, parches de hielo, grandes colinas cubiertas de nieve y árboles cubiertos de nieve. Estos entornos ofrecen a los niños la oportunidad de afrontar nuevos desafíos, como deslizarse sobre el hielo y escalar una colina nevada. Involucrarse en entornos al aire libre en invierno provoca nuevas habilidades para la resolución de problemas: “¿Cómo puedo deslizarme sobre este parche de hielo sin caerme?” “¿Qué tan rápido puedo escalar esta colina nevada?” “¿Puedo trepar a este árbol usando una rama como pica nieve?” Los entornos cambiantes que deben presentar los meses de invierno ofrecen a los niños los desafíos que a menudo anhelan.

5. Exposición a la vitamina D

Cuando nos quedamos en el interior durante el invierno, no solo nos falta juego, sino también las vitaminas necesarias que proporciona el entorno exterior. Los niños reciben vitamina D por exposición al sol y la absorben aunque el sol no sea tan caluroso en invierno. La vitamina D ayuda a regular los estados de ánimo mentales y emocionales, aumentando los niveles de serotonina en el cerebro. La serotonina juega un papel importante en la regulación del estado de ánimo y en mantenernos felices. Cuanto más sol esté expuesto, más altos serán sus niveles de serotonina. Se recomienda tener al menos media hora de juego al aire libre en invierno.

Cómo el clima nevado beneficia a los niños: por qué los niños deben jugar al aire libre en invierno

Actividades que harán que usted y su hijo amen los juegos de invierno

A veces pensamos en el invierno como una época en la que “no hay nada con qué jugar” porque todo está cubierto de nieve. Los parques pueden estar vacíos, los eventos locales al aire libre pueden disminuir y los artículos que usamos durante los meses de verano pueden ya no ser prácticos. Sin embargo, crear y participar en actividades divertidas de invierno es realmente divertido para usted y su hijo, ¡y muy fácil de hacer! Aquí hay algunas actividades que usted y su hijo pueden hacer en el jardín con muy poca preparación o materiales para comprar.

Actividades de juego de invierno: por qué los niños deberían jugar al aire libre en invierno

Prepárate: cómo vestir mejor a tus hijos para los juegos de invierno

Para que usted y su hijo pasen un buen rato en el clima frío, lo más importante a considerar es la ropa adecuada. A continuación, se ofrecen algunos consejos para que usted y sus hijos se preparen más fácilmente.

Capas

Las capas son realmente importantes para el juego de invierno al aire libre. Si viste a tu hijo con pañales, el calor de su cuerpo permanece cerca de él y puede jugar durante largos períodos de tiempo. Además, las capas son fáciles de agregar o quitar según sea necesario, según el clima del día. Para vestir adecuadamente a su hijo con pañales, necesitará: una capa base, una capa intermedia y una capa exterior.

Una capa base, como una camisa larga de poliéster, elimina la humedad de la piel y mantiene a su hijo seco y abrigado durante largos períodos de tiempo. Usted quiere que este pañal se ajuste cómodamente al cuerpo para que la humedad se elimine. La capa intermedia debe ser de plumón o vellón, ya que el propósito de esta capa es aislar el cuerpo. Desea que la capa intermedia esté cerca del cuerpo, pero asegúrese de que no restrinja el movimiento. La capa exterior debe ser un abrigo de invierno impermeable, ya que esta capa protege a su hijo de los elementos del clima invernal como el viento, la lluvia y la nieve. Desea que esta capa esté lo suficientemente suelta como para tener al menos dos capas más debajo.

Mitones

Las manoplas son mejores para mantener calientes las manos de los niños porque los dedos generan más calor cuando no están separados como en los guantes. También es importante incluir guantes en la bolsa seca de su hijo, ya que los guantes brindan una mayor destreza que las manoplas. Elija guantes impermeables, aislados con plumón o plumón sintético.

Peinados

Es importante elegir un sombrero que cubra toda la cabeza, incluidas las orejas. A los niños a menudo no les gusta usar un sombrero, por lo que es posible que desee considerar comprar uno que sea a prueba de niños, como uno que tenga cuerdas largas para atar alrededor del cuello o meterse en un abrigo. Los sombreros también son uno de esos artículos que pueden ser muy personalizados y divertidos, así que involucra a tu hijo en el proceso de elegir su atuendo para asegurar su comodidad y agrado.

Pantalones de nieve

Usted quiere pantalones para la nieve que su hijo pueda usar, que sean cálidos y, lo más importante, impermeables. Los tirantes incorporados en los pantalones para la nieve asegurarán que los pantalones permanezcan en su lugar y no se caigan durante el juego.Algunos pantalones para la nieve también tienen cordones en la parte inferior para ajustar alrededor de las botas.

Botas

Una buena bota para niños es cálida y permanece en su lugar durante el juego activo de invierno. Quieres una bota impermeable que esté aislada con plumón o plumón sintético y que tenga cordones en la parte superior para garantizar un ajuste perfecto a las piernas. Esto evitará que se filtre agua o nieve. Algunas botas también tienen sujetadores de velco en la parte superior del pie que puedes ajustar para una protección adicional. Recuerde elegir un buen par de calcetines calientes (no de algodón) para los pies de su hijo. La lana y el plumón son excelentes opciones.

Cómo vestir a los niños en climas fríos: por qué los niños deben jugar al aire libre en invierno

Otras reglas de preparación a considerar:

  • Trate de evitar el algodón ya que este material absorbe el sudor. ¡El algodón húmedo mezclado con el clima frío hace que los niños tengan frío!
  • Las extremidades como las orejas, las manos y los pies son más propensas a la exposición al frío. Asegúrese de obtener el equipo adecuado para estas áreas.
  • Traiga ropa extra que mantendrá a su hijo seco y cómodo todo el día. La bolsa seca debe constar de guantes adicionales, una bufanda, pantalones y una camisa larga.

Tengamos una actitud juguetona y positiva hacia el invierno esta temporada. Es importante mostrarles a sus hijos que el invierno puede ser muy divertido. Puedes modelar diferentes formas de enamorarte del frío y la nieve: aplasta tus pies sobre parches de hielo, participa en una pelea de bolas de nieve, haz ángeles de nieve y asegúrate de participar en actividades con tus hijos. Respire el aire frío del invierno y recuerde que está apoyando la salud y la felicidad de sus hijos.